sábado, 9 de agosto de 2014


No sentía rencor. Aunque estaba triste... pero era una tristeza optimista. El tipo de tristeza que solo requiere el paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario